“Una 8 que vale como un 10”

“Una 8 que vale como un 10”

Guardo desde hace un mes la traducción de un texto escrito por la periodista rumana Andreea Giuclea. Traducción que no tendrá la calidad lingüística que podría haberle aportado mi prima Sofía, que es traductora, pero que intenta transmitir todo lo mucho que me transmitió la version en ingles que se publicó en marzo en la revista DoR. Fue tanto el disfrute y la emoción que sentí luego de leer el artículo, que le pedí a su autora la autorización para traducirlo y compartirlo, porque sin miedo a equivocarme les digo que merece ser leído por todos los amantes del handball. Lo guardaba para este momento.

La protagonista es Cristina Neagu. La mejor jugadora del planeta en 2015, ratificada hace unos días por la IHF. El artículo es extenso, pero juro (lo juro) que vale la pena, por eso no quiero extenderme más con el preámbulo. Pónganse cómodos y disfruten conociendo la historia de una chica de Bucarest que no sólo es una máquina dentro del 40×20, sino que también es un ejemplo de superación constante, de resiliencia, perseverancia y de (mucho) amor por el handball. Seguir leyendo ““Una 8 que vale como un 10””

Anuncios

El día que me ganó el handball

El día que me ganó el handball

Ya estaba casi todo listo. Casi. Me iba a Japón por primera vez en mi vida. Iba a perderme en las calles de Akihabara, le iba a dar de comer a los ciervos en Nara, iba a asombrarme en los bosques de bambúes en Kyoto. En Okinawa, la tierra que vio nacer a mis ojis (abuelos), iba a llorar de emoción escuchando los sanshin (instrumento de tres cuerdas, típico de las islas), iba a ver a las imponentes ballenas en el acuario de Churaumi y hasta quizás pondría en remojo los pies en las aguas de esas islas paradisíacas en las que el mar se muestra hasta con cinco tonos distintos de azul.

Seguir leyendo “El día que me ganó el handball”

Reviviendo Sudáfrica 2010

Reviviendo Sudáfrica 2010

Fue un viernes, pasado el mediodía. Viernes 29 de mayo de 2010. No me lo olvido más. La autopista Ricchieri explotaba de autos. Todavía faltaban algunos kilómetros para llegar al aeropuerto de Ezeiza y nuestro auto avanzaba a paso de tortuga. La selección argentina de fútbol salía desde del predio de la AFA rumbo hacia el aeropuerto, al igual que yo, que miraba el reloj cada veinte segundos. El caos vehicular se había generado porque la gente se acercaba al predio para despedir el micro que llevaba a los dirigidos por Diego Armando Maradona, que partían hacía Sudáfrica para disputar el Mundial, el primero en tierras africanas, el primero del ‘10’ como técnico, al que se llegó luego de una turbulenta y agónica clasificación.

2010 FIFA World Cup South Africa

¿Y yo para qué iba a Ezeiza? Luego de un par de entrevistas y formalidades logré ser elegida como voluntaria para el mundial. Una locura. Todo había empezado casi un año atrás, en la redacción del diario Olé, donde estaba haciendo una pasantía. Me anoté casi como en broma, hasta que se volvió tan real que ahora me encontraba en el aeropuerto Ministro Pistarini haciendo check-in para un vuelo con destino a Johannesburgo. Era el SAA227 de South African Airways, nueve horas y estaría aterrizando en OR Tambo para vivir algo que seguramente sería inolvidable.

Mi pasaje lo había comprado apenas un mes y medio antes de la fecha de partida. No fue hasta fines de marzo que me confirmaron que efectivamente había quedado seleccionada. La cuenta regresiva hasta ese 29 de mayo se me hizo eterna. Más aún cuando unas semanas antes de viajar me enteré de que la selección argentina viajaría el mismo día que yo. Y si eso me había puesto ansiosa, imagínense lo que fue saber que no sólo viajarían el mismo día, sino que en el MISMO VUELO QUE YO. Seguir leyendo “Reviviendo Sudáfrica 2010”

2014, ¡te esperamos!

Che 2013, con tus altas y bajas, fuiste un gran año, te lo agradezco. A esta altura no sé si hacer un resumen del año, me quedo sin dudas con lo más reciente. El mundial de Serbia es evidentemente una de las cosas que más recordaré de este año. No tengo que volver a explicar los motivos, están todos en este blog. Seguir leyendo “2014, ¡te esperamos!”

#Celebrar: Brazil campeão!

#Celebrar: Brazil campeão!

It was only a week and one day ago, but it feels so distant now. This is an English version of my impressions of last Sunday’s epic achievement by Brazil’s #Guerreiras. A team that has accomplished something even greater than being World Champions: gaining the support and admiration of people outside Brazil, including Argentinians 😉

As I walked back to my apartment from Republic Square, in Belgrade, I would think about how to put in words what I had experienced only hours before. Mission impossible. I knew words would never be enough to describe what had happened in Kombank Arena.

Denmark and Poland had fought for the bronze medal on the first game of the day, but I barely remembered it. The battle was tough and both teams were fierce on the court. The Polish lead on the first half and the Danish made a great effort on the second half to overcome the result and with a fantastic Kristina Kristiansen (MVP of the game) took the lead and stole the medal from the team commanded by Kim Rasmussen.

19.467 spectators showed up at Kombank Arena to support Serbia in the fight for the World Championship title. It was a new world record of attendance for a women’s handball match (a record that was broke three times during the tournament!). The crowd was overwhelmingly loud and we all knew it would be an exciting game. Brazil was the rival. The South Americans had already made history and chased away what they called “the ghost of quarter finals”. They had been eliminated on that stage in both the World Championship in Brazil 2011 (against Spain) and on the London 2012 Olympic Games (against Norway). This time they beat Hungary in QFs (in double extra time!!!) and Denmark in SFs. They were the second non-European team that had made it into the final of a WC (South Korea won it in 1995).

19,467 spectators. New attendance world record for a Women's handball game in WC. AMAZING ATMOSPHERE.
19,467 spectators. New attendance world record for a Women’s handball game in WC. AMAZING ATMOSPHERE.

Seguir leyendo “#Celebrar: Brazil campeão!”

A seguir remándola

A seguir remándola

El 25 de diciembre por la mañana, después de mil quinientas horas de viaje llegué a Buenos Aires. La ciudad de la furia me recibió con una bofetada de realidad. 31°C de temperatura me hacían saber, de manera violenta, que #Serbia2013 ya se había terminado.

Todavía me retumba en la cabeza el “Oooooooh, oooooh, oooooohh” del himno del mundial. Me temo que si después de Sudáfrica y Londres me sigue costando no extrañar, esto va a ser el triple de complicado.

Aquellos que hayan sido tan amables de haberme leído habrán notado que mis relatos intentaban reflejar la emoción que sentí cada uno de los días de este inolvidable viaje. A todo eso, súmenle un poco más. Porque realmente se hace casi imposible reproducir o intentar explicar todo lo vivido. Sólo quienes amen mucho el handball (o cualquier otro deporte amateur) entenderán la situación. El poderío europeo quedó a los pies de la garra y el corazón sudamericano. Brasil se quedó con el título demostrando toda esa raça que las caracteriza y un gran juego colectivo.

Seguir leyendo “A seguir remándola”

#Celebrar: ¡Brasil campeão!

#Celebrar: ¡Brasil campeão!

Esta madrugada, mientras caminaba desde la Plaza de la República hasta el departamento acá en Belgrado, pensaba en cómo escribir este post. Descarté todos los posibles comienzos porque supe que ninguno iba a estar a la altura de lo que verdaderamente viví hoy. El cansancio me está venciendo, pero voy a intentar transmitir todo lo que pasó en este increíble día.

El partido por el tercer puesto entre Dinamarca y Polonia quedó en un quinto plano, pero les dedico un parrafito, sólo porque el handball que mostraron hoy fue digno de un partido por una medalla. Rápidas, bombarderas y tirando fantasías. Se prestaron el liderazgo en el marcador. El inicio fue para las escandinavas pero las polacas se despertaron y llegaron a estar a cinco (creo, a esta altura ya no lo recuerdo) de distancia. En el complemento las danesas despertaron con una Kristiansen brillante que metió 8 de sus 10 goles en apenas 20 minutos en la segunda parte para dar vuelta el partido y quedarse con el bronce. La petisa oxigenada se quedó con el MVP del partido y dejó a varios asombrados (por lo menos a mí que era la segunda vez que la veía, si contamos la semifinal). Mucha velocidad, explosión y visión de juego en esos 161 centímetros.

¿Y cómo empezar a contar lo que sigue? 19.467 personas llenaron el Kombank Arena para ver la final entre el dueño de casa y el ‘underdog’, Brasil. Un nuevo récord de audiencia para un partido de handball femenino fue batido, el tercero en el mundial. El piso temblaba. No miento.

19.467 personas llenaron el Kombank Arena. Si, nuevo récord.
19.467 personas llenaron el Kombank Arena. Si, nuevo récord.

Seguir leyendo “#Celebrar: ¡Brasil campeão!”