#Celebrar: Brazil campeão!

#Celebrar: Brazil campeão!

It was only a week and one day ago, but it feels so distant now. This is an English version of my impressions of last Sunday’s epic achievement by Brazil’s #Guerreiras. A team that has accomplished something even greater than being World Champions: gaining the support and admiration of people outside Brazil, including Argentinians 😉

As I walked back to my apartment from Republic Square, in Belgrade, I would think about how to put in words what I had experienced only hours before. Mission impossible. I knew words would never be enough to describe what had happened in Kombank Arena.

Denmark and Poland had fought for the bronze medal on the first game of the day, but I barely remembered it. The battle was tough and both teams were fierce on the court. The Polish lead on the first half and the Danish made a great effort on the second half to overcome the result and with a fantastic Kristina Kristiansen (MVP of the game) took the lead and stole the medal from the team commanded by Kim Rasmussen.

19.467 spectators showed up at Kombank Arena to support Serbia in the fight for the World Championship title. It was a new world record of attendance for a women’s handball match (a record that was broke three times during the tournament!). The crowd was overwhelmingly loud and we all knew it would be an exciting game. Brazil was the rival. The South Americans had already made history and chased away what they called “the ghost of quarter finals”. They had been eliminated on that stage in both the World Championship in Brazil 2011 (against Spain) and on the London 2012 Olympic Games (against Norway). This time they beat Hungary in QFs (in double extra time!!!) and Denmark in SFs. They were the second non-European team that had made it into the final of a WC (South Korea won it in 1995).

19,467 spectators. New attendance world record for a Women's handball game in WC. AMAZING ATMOSPHERE.
19,467 spectators. New attendance world record for a Women’s handball game in WC. AMAZING ATMOSPHERE.

Seguir leyendo “#Celebrar: Brazil campeão!”

Anuncios

A seguir remándola

A seguir remándola

El 25 de diciembre por la mañana, después de mil quinientas horas de viaje llegué a Buenos Aires. La ciudad de la furia me recibió con una bofetada de realidad. 31°C de temperatura me hacían saber, de manera violenta, que #Serbia2013 ya se había terminado.

Todavía me retumba en la cabeza el “Oooooooh, oooooh, oooooohh” del himno del mundial. Me temo que si después de Sudáfrica y Londres me sigue costando no extrañar, esto va a ser el triple de complicado.

Aquellos que hayan sido tan amables de haberme leído habrán notado que mis relatos intentaban reflejar la emoción que sentí cada uno de los días de este inolvidable viaje. A todo eso, súmenle un poco más. Porque realmente se hace casi imposible reproducir o intentar explicar todo lo vivido. Sólo quienes amen mucho el handball (o cualquier otro deporte amateur) entenderán la situación. El poderío europeo quedó a los pies de la garra y el corazón sudamericano. Brasil se quedó con el título demostrando toda esa raça que las caracteriza y un gran juego colectivo.

Seguir leyendo “A seguir remándola”

#Celebrar: ¡Brasil campeão!

#Celebrar: ¡Brasil campeão!

Esta madrugada, mientras caminaba desde la Plaza de la República hasta el departamento acá en Belgrado, pensaba en cómo escribir este post. Descarté todos los posibles comienzos porque supe que ninguno iba a estar a la altura de lo que verdaderamente viví hoy. El cansancio me está venciendo, pero voy a intentar transmitir todo lo que pasó en este increíble día.

El partido por el tercer puesto entre Dinamarca y Polonia quedó en un quinto plano, pero les dedico un parrafito, sólo porque el handball que mostraron hoy fue digno de un partido por una medalla. Rápidas, bombarderas y tirando fantasías. Se prestaron el liderazgo en el marcador. El inicio fue para las escandinavas pero las polacas se despertaron y llegaron a estar a cinco (creo, a esta altura ya no lo recuerdo) de distancia. En el complemento las danesas despertaron con una Kristiansen brillante que metió 8 de sus 10 goles en apenas 20 minutos en la segunda parte para dar vuelta el partido y quedarse con el bronce. La petisa oxigenada se quedó con el MVP del partido y dejó a varios asombrados (por lo menos a mí que era la segunda vez que la veía, si contamos la semifinal). Mucha velocidad, explosión y visión de juego en esos 161 centímetros.

¿Y cómo empezar a contar lo que sigue? 19.467 personas llenaron el Kombank Arena para ver la final entre el dueño de casa y el ‘underdog’, Brasil. Un nuevo récord de audiencia para un partido de handball femenino fue batido, el tercero en el mundial. El piso temblaba. No miento.

19.467 personas llenaron el Kombank Arena. Si, nuevo récord.
19.467 personas llenaron el Kombank Arena. Si, nuevo récord.

Seguir leyendo “#Celebrar: ¡Brasil campeão!”

#Serbia2013, ¡no termines más!

#Serbia2013, ¡no termines más!

Estimadísimos. Ahora sí que no sé cómo empezar, eh. Lo que viví hoy no me pasó nunca. Ni en el mundial de Sudáfrica, ni siquiera en los Juegos Olímpicos en Londres.

Es decir, en esa ocasión fue tremenda la alegría de ver al handball argentino por primera vez en unos Juegos de la mano de los Gladiadores, fue genial poder presenciar por primera vez partidos con las más grandes estrellas del handball, sacarme fotos con Karabatic o Balic, Loke o Pineau. Jamás imaginé que iba a tener el privilegio de estar en unos Juegos Olímpicos y sin dudas seguirá siendo algo inolvidable. Pero de algún extraño modo esto que está pasando en Serbia es casi comparativo con ese julio del año pasado.

Aunque rápidamente quiero llegar a la parte en la que Brasil se mete en la final, no puedo olvidarme del primero de los finalistas, el dueño de casa, Serbia. La victoria fue más cómoda de lo que quizás esperaban, mucho más que la del pase a semis; 24-18 marcó el tablero al final de los 60 minutos.

Nuevo récord: 18.236 espectadores marcaron el nuevo récord de asistencia en un partido de handball femenino en mundales.
Nuevo récord: 18.236 espectadores marcaron el nuevo récord de asistencia en un partido de handball femenino en mundales.

Seguir leyendo “#Serbia2013, ¡no termines más!”

#RaçaBrasil y el octavo jugador

#RaçaBrasil y el octavo jugador

Puf. No doy más. Y no sé cómo se sentirán Dara, Ale, Mayssa, Duda, Mayara y cia, pero yo estoy casi tan feliz como ellas, si cabe la comparación. O como Lekić, Krpez, Cvijić, Tomasević y Damnjanović. Hoy tuve el privilegio de ver en vivo dos de los partidos de cuartos de final de este mundial, ¡y qué partidos! Por dónde empezar, ¿no? Por el principio siempre es mejor.

Llegué al estadio a las cuatro de la tarde, pero esta vez nada de taxis que cobran caro, me fui caminando desde el departamento. Tranquila, sacando alguna que otra foto por el camino, me tomó una hora llegar a destino. El clima en la sala de prensa ya estaba pareciéndose al que suele haber en estas instancias finales, mucho tumulto, fotocopias y estadísticas por todos lados, charlas entre colegas, mucho café y bullicio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguir leyendo “#RaçaBrasil y el octavo jugador”

¡Igraj hrabro Srbijo!*

¡Igraj hrabro Srbijo!*

El reloj indica que queda apenas un minuto de juego por delante. Damnjanović convirtió hace un minuto y segundos el gol 27 para que Serbia pase al frente. Las coreanas perdieron la chance de empatarlo y están con una jugadora menos. Ognjenovic falla un disparo, el técnico coreano pide minuto. 28 segundos finales. Las asiáticas tienen la pelota y hacen durar el ataque. Los silbidos son ensordecedores, la gente no para de alentar a la defensa balcánica. Los pocos hinchas coreanos que están en el estadio parecen mimos, imposible escucharlos, pero saltan y gesticulan como locos. Una coreana, cuyo número no llego a ver, decreta el empate. El estadio enmudece. Muchos se toman la cabeza. Muchos otros prefieren no mirar. Quedan 22 segundos. Pocos, pero eternos. Todos somos puro nervios. Jugadoras, técnicos, hinchas, voluntarios. Atacan las serbias, con más corazón que cerebro. La contra sube rápido, a la extremo izquierdo se le cae la pelota, pero logra agarrarla y recibe una falta. Cinco segundos. Una jugadora serbia ya se agarra la cabeza y mira el tablero. Otra, más despierta, se la pasa a Jelena Erić, que no la había lanzado al arco en todo el partido. La rubia recibe de frente al arco, hace los tres pasos, apenas se eleva y saca un caderazo a la izquierda de la arquera. ¡Está adentro! ¡Es el gol de la victoria! Festejos desaforados, gritos, alguna que otra lágrima y mucha, mucha alegría.

Todo esto, en un minuto. 28-27. Las locales están en cuartos de final.

Seguir leyendo “¡Igraj hrabro Srbijo!*”

¡Doviđenja i hvala, Zrenjanin! ¡Zdravo, Beograd!

¡Doviđenja i hvala, Zrenjanin! ¡Zdravo, Beograd!

Llegué nomás. Desde ayer estoy instaladísima en Belgrado y hoy ya presencié los primeros dos partidos de octavos de final de este campeonato en el Kombank Arena de esta capital. Viví la victoria de Francia sobre Japón con una sensación agridulce. Las europeas eran favoritas y con razón, pero el pedacito de corazón nipon que tengo quería que las asiáticas se llevaran la partida. No les fue fácil a las dirigidas por Portes, pero pasando la mitad del complemento metieron un parcial de 10-0 para cerrar el resultado. Mucho tuvieron que ver tanto Amandine Leynaud como Cleo Darleux bajo los tres palos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguir leyendo “¡Doviđenja i hvala, Zrenjanin! ¡Zdravo, Beograd!”